• Distribuciones y Dotaciones RAC

Nuestro Blog

Evaluación de Riesgos

Al evaluar el riesgo que representan para las manos los productos químicos, es esencial examinar todos los tipos de productos químicos, incluidos los aparente­mente inofensivos. Para saber de verdad con qué nos enfrentamos, es esencial contar con información exacta y con hojas de datos sobre seguridad. Por ley, se pueden obtener de los proveedores de productos químicos y, usted las debe tener. Esto nos ayudará a determinar el material de los guantes, así como su esperanza de duración para proteger eficazmente las manos.

¡Cuidado! Algunos productos químicos pueden parecer inocuos pero ser letales. Los guantes utilizados con productos químicos pueden parecer completamente nuevos pero no ofrecer ninguna protección, al haberse contaminado ya con mo­léculas químicas que han penetrado en su interior. Esto puede suceder aunque no haya agujeros ni grietas en los guantes. Este efecto se conoce como Permeación.

Los datos sobre permeación consisten en dos mediciones: el tiempo de penetración, medido en minutos, y la velocidad de penetración, que es la velocidad a la que el producto químico se extiende por el guante después de la penetración.

Al entrar en contacto con determinados productos químicos, los guantes pueden perder una o más de sus cualidades originales. Los guantes se pueden volver más rígidos y frágiles o más blandos y débiles. Generalmente, los guantes se deforman o se hinchan. Este efecto se llama Degradación. Como diferentes productos químicos tienen diferentes efectos en los guantes, ha sido necesario desarrollar toda una gama de materiales para guantes que nos protejan de un número creciente de substancias peligrosas. Lo que presen­tamos a continuación no es una guía definitiva sino una descripción de los materiales utilizados y de su durabilidad.

Látex: Hablando en general, el caucho natural ofrece una resistencia excelente a los productos químicos acuosos, tales como ácidos y alcalinos. Los productos de látex más grueso también ofrecen cierto grado de resistencia a algunos disolventes. Hay que tener en cuenta que diferentes compuestos de látex ofrecerán diferentes niveles de protección, independientemente de su grosor. Otra ventaja del látex es que permite un nivel alto de comodidad, elasticidad y destreza.

Nitrilo (caucho sintético): Ofrece buena resistencia a los productos químicos basados en el petróleo y una excelente protección contra gasolinas, aceites y lubricantes, así como contra muchos disolventes. Sin embargo, el caucho de nitrilo es propenso a hincharse en contacto con algunos disolventes, factor que disminuye la fuerza física del producto y reduce la protección.

Cloruro de polivinilo (PVC): Puede presentar resistencia química a los productos químicos acuosos, pero la protección contra disolventes frecuentemente se ve limitada debido al hecho de que muchos disolventes extraen el plastificante utilizado para hacer flexible el producto. Esto causa contaminación del disolvente empleado Y hace que los guantes se endurezcan y agrieten.

Neopreno (o Policloropreno): Tiene las mismas características de comodidad y ductilidad que el caucho natural pero presenta una mayor resistencia a la gasolina, el aceite y los lubricantes.

Térmicos

Los riesgos térmicos van desde el calor abrasador del acero fundido hasta las temperaturas glaciales del nitrógeno líquido. En muchos trabajos de la industria moderna, el calor puede ser un problema, aunque raramente llega a las temperaturas extremas del metal o el vidrio fundidos. Al evaluar los guantes apropiados para tareas que implican riesgos térmicos, hay que tener en cuenta el tipo y la duración de la exposición. Materiales utilizados en guantes para protección contra riesgos térmicos:

Fibra de marca Kevlar®: Este material de DuPont ha sido utilizado en aplicaciones aeroespaciales, pues presenta la resistencia al calor ne­cesaria para volver a entrar en la atmósfera terrestre. La fibra de marca Kevlar® también se emplea en la fabricación de trajes y guantes espaciales cuando las temperaturas extremas son un problema.

Cuero: Un material natural que, por lo general, proporciona una buena protección contra el frío siempre que los guantes no se mojen. El cuero también se utiliza en la fabricación de guantes resistentes al calor, tales como los guantes de soldar, pues no se derrite ni quema como sucede con algunos materiales sintéticos.

Algodón: Otro material natural, el algodón presenta una resistencia moderada al calor y al frío. Para que dé una protección adecuada, el material tiene que ser grueso, factor que puede reducir la destreza.

Guantesaluminizados: Estos guantes ayudan a reflectar el calor y se pueden utilizar en fundiciones y otros lugares de trabajo en los que los productos alcanzan altas temperaturas. Entre los materiales que se pueden aluminizar están la fibra de marca Kevlar® y el cuero.

Contaminación

Además de ofrecer protección contra accidentes, los guantes pueden proteger de la gente a los productos. Aunque parezcan limpias, las manos también pueden contaminar el artículo que procesan y los guantes nos proporcionan esa barrera crucial cuando es esencial la prevención de toda contaminación cruzada, como en el procesamiento de alimentos, la fabricación en sala esterilizada, o la sanidad, para evitar infecciones transmitidas por la sangre. Esto quiere decir que los guantes deben ser flexibles y tener un ajuste apretado, para que permitan un grado elevado de destreza manual. Entre los materiales apropiados están:

Vinilo: Los guantes de vinilo para la industria de la alimentación se hacen de cloruro de polivinilo (PVC). En una forma altamente plastificada, el PVC se puede utilizar para producir guantes finos desechables que protegen el producto. Para los entornos de sala esterilizada, los guantes de PVC se pueden fabricar con niveles bajos de materia particulada superficial y de iones y cationes extraíbles.

Látex: Produce guantes flexibles y duraderos con un costo relativamente bajo. Guantes similares a los empleados en cirugía, que presentan protección contra la contaminación biológica tanto a quien los lleva como al producto que se procesa. Se puede obtener látex sin polvo, que tiene niveles bajos de materia particulada superficial y niveles bajos de iones y cationes extraíbles.

Nitrilo: Un caucho sintético de aplicación reciente para la fabricación de guantes que protejan el producto. Ahora se emplea una formulación de nitrilo de módulo bajo, obteniendo un guante que permite una gran destreza y tiene buena resistencia ante los pinchazos y abrasiones.

Neopreno: Otro caucho sintético que es flexible como el caucho natural y presenta propiedades físicas similares. El neopreno es un material difícil de procesar en la fabricación de guantes de poco espesor.

Mecánicos.

Debido a los muchos y variados riesgos mecánicos en el lugar de trabajo, es difícil imponer regulaciones para evitar que en algún momento de la jornada las manos se vean expuestas a algún tipo de peligro. La elección del tipo de guante debe estar directamente relacionada con la naturaleza y gravedad de cada peligro.

Muchos guantes han sido diseñados para proteger las manos de los riesgos mecánicos. En muchos centros de trabajo el cuero, uno de los materiales más tradicionales, está siendo substituido por modernos guantes de alto rendimiento confeccionados con materiales sintéticos, tales como el caucho de nitrilo sobre forro de tejido.

Nitrilo (sobre forro de tejido): Ofrece una resistencia excelente a las abrasiones y pinchazos sin perder en flexibilidad y comodidad.

Fibra de marca Kevlar® (fibra aramida): Una fibra artificial especial con la que se tejen guantes y mangas. Presentan una excelente resistencia a desgarres, abrasiones y cortes.

Látex (sobre forro de tejido): El caucho natural es un material extremamente elástico y flexible, con buenas propiedades físicas. Según la formulación, el caucho natural puede presentar resistencia a las abrasiones, los desgarres y los cortes.

Cloruro de polivinilo (PVC) (sobre forro de tejido): El PVC presenta resistencia a las abrasiones y los pinchazos y, si es lo suficientemente grueso, cierta protección contra los cortes. Generalmente, ofrece poca resistencia a los desgarres.

Cuero: Material natural modificado por un proceso de curtido que le da toda una serie de propiedades, el cuero nos ofrece una amplia gama de guantes de diversos grosores y estilos. Su capacidad protectora varía mucho y va desde los guantes especializados hasta los guantes básicos de uso general.

Eléctricos.

Para protegerse de los riesgos eléctricos, hay que utilizar guantes especialmente diseñados a este efecto. Al evaluar la protección de las manos en entornos con riesgos eléctricos y a fin de asegurarse de que los guantes rindan al máximo, hay que considerar el voltaje y las condiciones del riesgo. Los guantes protectores especialmente diseñados contra peligros eléctricos están regulados por Normas Europeas muy rigurosas (EN60903, que incorpora los anteriores BS697 e IEC903). En la Unión Europea, los guantes deben cumplir estas Normas.

Látex de caucho natural: Un excelente material aislante, que proporciona protección personal contra los peligros de la electricidad. Estos guantes se fabrican con un compuesto especial de látex. Con el objetivo de proteger de la electricidad, son sometidos a ensayos para comprobar que se ajusten a la Norma anteriormente mencionada.

 

Necesita asesoría para su empresa?

Mayor Información

Calle 164 No. 21-25
Tel.: (+57) 672 2236 - 480 7232
Mail: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Nuestro Horarios

Lunes - Viernes 8 a.m. - 5 p.m.
Sábados, Domingos y Festivos No hay horario de atención.

Quiénes Somos

Somos una empresa colombiana dedicada a la fabricación y comercialización de elementos de protección personal y dotación.
Ver Más...